Traducir portal:

Miradores en Jávea

Les animamos a recorrer con javeaturística.com la costa de Jávea a través de sus miradores, auténticos balcones naturales que les acercarán a los paisajes más hermosos del Mediterráneo.

Els Molins (Los Molinos)
En este espectacular mirador, podrás observar los antiguos molinos con los cuales la gente local de antaño molia el grano, aprovechando las fuertes rachas de viento que sopla con frecuencia en esta zona.
Aquí podrás encontrar:
Cabo San Antonio
En la loma del Cabo de San Antonio, se encuentra este precioso mirador desde el cual se puede ver Javea en su totalidad.
Aquí podrás encontrar:
Punta del Arenal
Desde el mirador de la punta del Arenal, se puede observar con facilidad la extensa bahía de Javea, y la playa del arenal, así como el Parador Nacional de Turismo, con sus espectaculares y verdes jardínes repletos de palmeras.
Aquí podrás encontrar:
Sequia de la Noria
Acercándonos a este mirador, podremos disfrutar de esta antigua construcción romana, la cual utilizaban por medio de unos canales excavados en la roca para conducir el agua del mar hacia las salinas, para más tarde recoger uno de los bienes más preciados para la época, la sal.
Aquí podrás encontrar:
Cala Blanca
Es uno de los miradores con encanto de la localidad, en el cual el visitante podrá disfrutar de sus maravillosas vistas a toda la cala blanca, y al "Cap Prim" pudiendo en días tranquilos divisar los fondo marinos desde el mirador, gracias a la transparencia de sus aguas.
Aquí podrás encontrar:
Les Caletes
Desde este mirador podremos observar la cala del francés, una cala de propiedad privada comprada por el famoso pintor Andrés Lambert, a la cual se puede acceder con permiso del propietario siempre y cuando se respete el entorno y su naturaleza. También podemos ver la Cala de la Sardinera, abrigo natural para las embarcaciones de recreo en la época estival. Sus aguas cristalinas y sus fondos rocosos ofrecen un espectáculo sin igual a todos los visitantes de este mirador.
Aquí podrás encontrar:
Cruz del Portixol
Desde el mirador de la Cruz del Portitxol usted podrá observar la isla del descubridor, desde aquí nacen varias sendas por las cuales puede llegar a calas secretas con un encanto especial, su paisaje deleita a todos sus visitantes, perplejos por tanta belleza, en los días en los que el sol brilla, y en los días de tormenta.
Aquí podrás encontrar:
L'illa
En el mismo trayecto por el cual se llega a la Cala de la Barraca, puedes acceder a este mirador, en el cual divisas la isla del Portitxol desde un punto de vista diferente, así como el cabo negro, que recibe su nombre por la imprenta que deja el agua al filtrarse por sus entrañas. Es un lugar para ir con toda la familia, es uno de los rincones más bellos de la localidad.
Aquí podrás encontrar:
Mirador La Falzia
En un enclave privilegiado y dibujando un espectacular lienzo con el escarpado litoral, nos encontramos con el mirador de la Falzia, desde el cual observamos la Cala de la Barraca, la isla y en los días de mar en calma podemos ver los cortes del fondo marino. Es un lugar donde encontramos unos bancos de madera donde sentarnos a leer un libro o a disfrutar del espectacular paisaje.
Aquí podrás encontrar:
Cabo Negro
Los escarpados acantilados desafían al paseante, cortando su paso hacia el mar y ofreciendo un espectacular y denso bosque de pino por donde dejan verse halcones y águilas dibujando su vuelo en el cielo azul. En el mirador de la Punta del Cap Negre destacan, además de estas hermosas vistas, las antiguas sendas de pescadores que serpentean entre la vegetación y que se acercan a las cuevas del Tabaco y de La Mina.
Aquí podrás encontrar:
Cabo de la Nao
Frontera natural y meridiano entre los golfos de Valencia y Alicante, el Cabo de La Nao se presenta al visitante como el punto peninsular más cercano a la isla de Ibiza. Su exuberante naturaleza destacada por su microreserva en cuanto a fauna y flora, representa uno de los lugares mas extraordinarios de la costa mediterranea.
Aquí podrás encontrar:
Mirador Les Pesqueres
Escarpados acantilados dan lugar a un paisaje de belleza sin igual, su nombre procede de las antiguas zonas de pesca en las verticales paredes, donde los pobladores de antaño colocaban un cañizo de poco mas de un metro cuadrado para pasar las largas noches de invierno pescando, arriesgando sus vidas para poder llevar el alimento a sus familias. Si te fijas bien, aún se pueden observar cuerdas colgadas de las escarpadas peñas.
Aquí podrás encontrar:
Ambolo
Desde este mirador se puede observar una torre vigía, una antigua defensa del litoral que desde su privilegiada situación prevenía a los pobladores de antaño de incursiones piratas desde el mar. La belleza de sus costas hacen de este lugar, un punto que el visitante no puede dejar pasar.
Aquí podrás encontrar:
Castillo de la Granadella
Desde este mirador se puede observar una pequeña fortificación construida en el siglo XVIII, conocida con el nombre de Castillo de la Granadella, con el paramento exterior forrado de piedra tosca, un pequeño algibe que provenía de agua dulce a sus ocupantes una pequeña guarnición de tres hombres y dos cañones de bronce, para defender a la localidad de las perversas incursiones piratas de la época.
Aquí podrás encontrar: